Home / Historias de Antaño / Calles que cuentan la historia

Calles que cuentan la historia

Entre celebraciones y serpentinas que adornan su estampa, Asunción brilla por ser el epicentro de los festejos patrios del Bicentenario.

La gente, volcada como nunca a los festejos que se desarrollan en el casco histórico de la Capital, parece prestarle poca atención al significado y al origen de las más históricas arterias asuncenas.

Es así que, indagando en la historia, encontramos que la mayoría de ellas tuvieron su origen en el histórico decreto firmado por el presidente Carlos Antonio López, el 1° de abril de 1849, que denominaba un total de 46 calles.

De acuerdo con el historiador Hérib Caballero Campos, este fue además un hecho trascendental para el trazado urbano de la ciudad, debido a que anteriormente la mayoría de esos tramos no contaban con un nombre distintivo.

“En la época de la Colonia, la única calle con nombre era la que hoy sería El Paraguayo Independiente, antiguamente llamada El Camino Real o Camino del Rey, debido a que la casa del gobernador Velasco se erigía sobre esta. Posteriormente, se volvió corriente denominar a las calles por los edificios importantes que pudieran estar en esos tramos”, refiere el historiador.

DAMERO. Con respecto al histórico trazado en damero o cuadrícula, ordenado por José Gaspar Rodríguez de Francia a través de la Real Ordenanza de Intendentes de 1782, mucho de controversia se ha generado. “Por mucho tiempo se creyó la versión de que Francia había trazado calles sobre las viviendas de sus principales enemigos, pero es una versión que hoy ya no tiene mucho asidero, por haberse demostrado que aquellos afectados fueron debidamente indemnizados por el Estado”, dice el estudioso. El diseño de las calles fue finalmente completado por obra de Carlos A. López, quien ordenó la construcción de veredas y el empedrado de algunas arterias.

SIMBOLISMO. “Asunción y sus calles”, de autoría del investigador compatriota Osvaldo Kallsen, es el primer material bibliográfico que indaga y recopila los orígenes de los nombres de las arterias de la ciudad. Es así como el autor llega a datos relevantes, como el del nacimiento de la calle Palma, una de las más antiguas del microcentro. El nombre de esta fue producto del decreto de 1849, a manera de un homenaje a la palma del escudo oficial de la República, que simboliza la paz.

PETIT BOULEVARD. Desde tiempos antiguos, la calle Palma ha sido epicentro del circuito comercial asunceno, con sus clásicas pulperías, sus registros (tiendas), sus boticas (farmacias) y las desaparecidas recovas de gruesos pilares.

Ya en pleno siglo XX, la calle Palma fue pavimentada con adoquines de madera, en el tramo comprendido entre Alberdi y 14 de Mayo. Este paseo, denominado “petit boulevard”, era el sitio de reunión de la élite capitalina.

La calle Estrella, con origen en el mismo decreto, es también un tributo a la estrella del escudo patrio, que simboliza la esperanza del buen suceso en una empresa arriesgada.

El león, en el escudo del reverso de la bandera, tuvo también una calle en su nombre, sustituida por la actual calle Azara.

La Oliva, símbolo de la paz y la gloria en el escudo nacional, adoptado por el Congreso Extraordinario de del 25 de noviembre de 1842, también originó una calle que conserva ese nombre hasta nuestro días. Independencia Nacional es otra de las más emblemáticas.

Su particularidad de frontera entre distintas nomenclaturas queda establecida en el artículo 2° del decreto de 1849, donde se puede leer que “todas las calles largueras de Oeste a Este terminan sus denominaciones en la travesera de la Independencia Nacional”.

LA REVOLUCIÓN

La calle 14 de Mayo, que rememora la fecha de la revolución de 1811, quedó establecida también mediante el decreto de 1849, que rezaba “Calle del 14 de Mayo, la que sale del Cuartel del Colegio, en memoria de la Revolución del año Once en dicha data”.

La fundación de Asunción es también recordada por una arteria que lleva su fecha. En el decreto puede leerse “Calle de La Encarnación, la del frontis de la iglesia”, refiriéndose al antiguo templo de La Encarnación, destruido por el incendio del 4 de enero de 1889.

Por David Messina de Ultima Hora

Le Puede Interesar

Historia del Hotel Guaraní Asunción

El Hotel Guaraní Asunción es un edificio emblemático de la ciudad de Asunción en Paraguay, reconocido por la municipalidad de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *