Home / Datos de Interés / La Iglesia de la Parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación

La Iglesia de la Parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación

El edificio fue declarado “Monumento Histórico Nacional” por la Ley 53 del Poder Legislativo, en 1992, por la República del Paraguay.

La Iglesia de la Parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación tuvo la peculiaridad de haber tenido varios asentamientos previos al templo que hoy conocemos.

Primer asentamiento (1539-1543)
Data de 1539. Estaba ubicada en la barranca de la bahía. Según Félix de Azara, la edificó el capitán Domingo Martínez de Irala.

Segundo asentamiento (1543-1697)
Los relatos señalan que el gobernador Alvar Núñez Cabeza de Vaca ordenó la reedificación, en el lugar donde se hallaba anteriormente la casa fuerte.

Tercer asentamiento (1697-1797)
Por disposición del Cabildo del 26 de marzo de 1697 se dispuso su traslado a una cuadra de distancia, más o menos a la altura de la calle Palma, donde se ubicaba la capilla en ruinas levantada en homenaje a Santa Lucía.

Cuarto asentamiento (De 1797 a 1818)
Según los planos de Ramón de César de 1797, esta nueva iglesia con frente a la bahía se mudó sobre las calles La Encarnación (hoy 15 de Agosto) y Presbítero Hernández (Palma).

Quinto asentamiento (De 1818 a 1889)
Debido al derrumbe en 1818 del cuarto asentamiento, la iglesia tuvo que trasladarse nuevamente al Convento de los Dominicos, dado que dicha orden había sido expulsada por el Dr. Francia clausurándose el convento.

Sexto asentamiento (1889 hasta la actualidad)
Quedó implantado sobre una de las siete colinas que forman la morfología de Asunción, la “Loma Volo Cue”.

Es su última y definitiva ubicación, sobre las calles Pilcomayo (hoy Eduardo Víctor Haedo), 14 de mayo, Humaitá.

La obra, está muy ligada a acontecimientos nacionales, también se convirtió en hospital de sangre durante la Guerra del Chaco (1932-1935). Además, es la única iglesia del país que cuenta con un órgano a tubos.

 

Le Puede Interesar

Los relojes que marcaban las horas en Asunción

Por Pedro Gómez Silgueira Como cualquier capital moderna la Asunción de fines de los cincuenta, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *