Home / Destacados / Historia de la Catedral Metropolitana de Asunción
Catedral Metropolitana de AsunciónCatedral Metropolitana de Asunción

Historia de la Catedral Metropolitana de Asunción

El edificio de la Catedral Metropolitana, es un sitio de gran relevancia para todo el Paraguay. Ubicado en el centro mismo de la Ciudad de Asunción, cuenta, en su historia de varios pasajes que dieron forma al edificio actual.

Asentada ya en la época colonial, la Catedral de Asunción, es uno de los edificios  más emblemáticos de la capital, con su peculiar forma, debió de pasar por varias transformaciones  desde el año 1539, año de su primera construcción. Esta primera obra fue muy rustica-de adobe y palmas- es por ello que a lo largo de su  vida, el edificio  de la Catedral Metropolitana debió de pasar por años y años de transformación.

Además de los rústicos materiales empleados para su construcción, las incipientes lluvias y crecidas del Rio Paraguay,  cada lapso de tiempo se debía derribar la construcción y cambiar por otra. En la época del Dr. Francia se derribó el campanario de la Catedral, que debió ser reemplazada por otra, pero por decisión del propio Dictador, la Catedral quedo sin campanario, inclusive hasta  el día de su muerte, se colocaron las campanas provisoriamente para que repiquen y llamar a los pobladores a la oración por el alma  del difunto.

Con la llegada de los Cónsules Carlos Antonio López y Mariano Roque Alonso al Gobierno del Paraguay, se decidió demoler nuevamente  la antigua construcción de la Catedral-que no contaba ni siquiera con un campanario- para reemplazarlo con uno más moderno y acorde a su función de Catedral Principal del Paraguay. El 27 de octubre de 1845 se bendice el nuevo edificio- aun sin culminar- con respecto a la nueva construcción comparto este párrafo extraído del Libro “Templos de Asunción”  de  Margarita Duran: “El templo consta de tres naves, separadas por dos filas de arcos de medio punto; su planta es de forma rectangular y su fachada de estilo neoclásico, mide aproximadamente 80 mts. De largo y 32 de ancho. Interiormente mide algo más de 60 mts. de longitud por unos 23 de ancho. El techo es de dos aguas y en el interior, sencillos artesones policromados de madera aserrada hacen de cielo raso a las amplias naves compartidas por hileras de grandes pilastras estriadas”.

De esta forma se conserva hasta nuestros días una de las construcciones que desde el siglo XIX, se mantiene en pie. Hoy la Catedral Metropolitana conserva aún esa primera imagen de la época de los López, aunque tuve pequeñas modificaciones, propias para su conservación. Cada 15 de agosto se celebra en su explanada la misa central de la fiesta fundacional de la capital y la fiesta patronal de la Virgen de la Asunción.

Entre sus columnas y retablos el pueblo paraguayo vivió momentos de gloria y tristeza, la Catedral Metropolitana conserva en sus pinturas y campanarios, además de la fe católica, el gozo de ser depositario de una historia narrada desde la época colonial, acompañando al pueblo Paraguayo desde su nacimiento hasta lo que hoy es, una República Soberana e independiente.

Le Puede Interesar

Historia del Santuario de María Auxiliadora – FOTOS

La devoción a María Auxiliadora en el Paraguay comienza con la venida de los primeros …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *