Home / Destacados / Banco Nacional de Fomento

Banco Nacional de Fomento

El Banco Nacional de Fomento, que se haría cargo de los restos del Banco del Paraguay, fue fundado por Decreto Ley N° 281 del 14 de Marzo de 1961. Es una “institución autárquica con personería jurídica, en sustitución del Banco del Paraguay”, dice el Artículo 1° de la ley de su creación.

“El Banco tendrá por objeto principal el desarrollo intensivo de la economía, para cuyo efecto promoverá y financiará programas generales y proyectos específicos de fomento de la agricultura, la ganadería, la silvicultura, la industria y el comercio de materias y productos originarios del país” ( Artículo 2° ).

“El Banco tendrá las siguientes funciones y actividades: ( Artículo 3° ).

a) operaciones de desarrollo, promoviendo la formación de empresas agrícolas, ganaderas, forestales e industriales; concediendo préstamos a corto, mediano y largo plazo; obteniendo préstamos y emitiendo bonos de fomento y cédulas hipotecarias;

b) operaciones comerciales de ahorros recibiendo depósitos a la vista, a plazo y de ahorros; realizando todo tipo de operaciones bancarias; realizando descuentos y adelantos en cuenta corriente y otras operaciones bancarias usuales;

c) operaciones de crédito agropecuario, concediendo préstamos a corto y mediano plazo a pequeños agricultores, granjeros, tamberos, fruticultores, silvicultores, horticultores y a la pequeña industria.

BNFFicha técnica.

Ubicación: Independencia Nacional Esquina Oliva.

Arquitectos: Luis María de la Torre, Ferruccio Corbellani y Roberto Cardini

Supervisión del arquitecto paraguayo Francisco Canesse.-

Constructores: Empresas Argentinas: Acevedo y Shaw S.A. Compañía Americana de Obras Públicas
En 1916, se creó la Oficina de Cambios que se convirtió en Banco del Paraguay en 1944, mudándose a su edificio sobre la calle Independencia. Como Banco Nacional de fomento empezó en 1961

 

Le Puede Interesar

Historia del Santuario de María Auxiliadora – FOTOS

La devoción a María Auxiliadora en el Paraguay comienza con la venida de los primeros …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *